Escogiendo un rascador

Cute black and white pet cat playing with a toy on a scratching post

Los gatos necesitan rascarse para mantener las garras afiladas, ejercitar y estirar los músculos y marcar su territorio.

Si no se les proporciona un área aceptable para rascar, tus alfombras, muebles y papel tapiz pueden dañarse. Una vez que un gato encuentra un área atractiva para rascarse, ¡siempre regresa a ella!

Los postes rascadores vienen en todas las formas y tamaños y son un complemento esencial para tu hogar. A menudo son postes de madera verticales cubiertos con hilo de sisal grueso o alfombra o peluche junto con plataformas, camas, escondites y juguetes colgantes para los más enérgicos. Los postes rascadores pueden ser independientes o diseñados para fijarse a una pared o al piso.

Antes de elegir uno, es posible que desees considerar estos criterios:

  • Asegúrate de que el poste sea rígido; los gatos necesitan resistencia cuando se rascan para hacer el mejor trabajo
  • Asegúrate de que sea lo suficientemente alto para que tu gato se rasque por completo. Si compras uno para tu gatito, tendrás que cambiarlo cuando crezca.
  • Asegúrate de ofrecer oportunidades para que tu gato raspe superficies horizontales y verticales.
    Si se trata de un rascador modular alto con varias plataformas y accesorios de cama, debe ser estable. No hay nada peor que un rascador alto que se cae cuando tu gato se lanza a toda velocidad.

Hay varias formas de asegurarse de que tu gato haga uso de cualquier rascador disponible. Sería más atractivo si lo colocas cerca de una ventana o lugar en una habitación que tu gato prefiera particularmente, sobre todo si se trata de uno de los diseños más grandes que incorporan plataformas y camas en la estructura. A los gatos les gusta estirarse y rascarse cuando se despiertan por primera vez, por lo que siempre es beneficioso tener un área aceptable para rascarse cerca de la cama de tu gato.

No animes a tu gato a rascarse agarrándole las patas y mostrándole lo que debe hacer, ni prestes atención al poste rascador cuando llegue por primera vez, ya que esto podría disuadir al gato de acercarse a él. Si tu gato no muestra ningún interés en el poste, intenta rociar un poco de hierba gatera seca (catnip) sobre el rascador, o juega con tu gato con un juguete de caña de pescar alrededor del poste o panel para fomentar una conexión entre las garras y el rascado. También puedes intentar colocar un pequeño puñado de comida seca en una de las plataformas, si es un poste modular alto, para alentar a tu gato a saltar y explorar.

Algo que funcionó con nuestros gatos fue mediante el ejemplo: después de jugar y asegurándonos que teníamos toda su atención, rascábamos el poste nosotros mismos y el gatito imitaba este comportamiento.

No tienes que gastar una fortuna en postes; algunos de los más populares son diseños ingeniosos que utilizan solo cartón corrugado. Muchos gatos prefieren el cartón que los rascadores de sisal.  Si el espacio es un problema en tu hogar, siempre puedes comprar un panel plano que se pueda fijar a la pared a la altura adecuada. Por supuesto, puede ser aventurero y crear uno propio. Si notas que tu gato prefiere ciertos materiales o texturas, puedes recubrir partes del rascador con ese material o crear uno. 

En México hay varias empresas que fabrican rascadores y repisas para gato, compartimos algunas.

Tipos de rascadores

Más del blog